En un futuro no muy lejano, Gran Bretaña es un país totalitario. Tras el toque de queda nocturno, la joven Evey (Natalie Portman) es rescatada en plena calle por un misterioso enmascarado cuyo nombre es V (Hugo Weaving). A partir de ese momento, la aparición de V originará una revolución contra el gobierno fascista dirigido con mano de hierro por un tirano (John Hurt).