En su primer día en la calle tras cumplir una condena por 14 robos a mano armada, Lucas (Nick Nolte) se encuentra atrapado en el atraco de otro. Perry (Martin Short) ha decidido asaltar el banco de la localidad para conseguir el dinero suficiente para su hija Meg y para el tratamiento médico que necesita. El detective Dugan asumirá que el robo es obra del ingenio de Lucas, y Lucas, Meg y Perry se convierten en tres fugitivos… Remake norteamericano de Francis Veber de su propia película francesa de 1986, “Les Fugitifs”.