Tres adolescentes, Virgil Fox (Jason Dolley), Charlie Tuttle (Luke Benward) and Zeke Thompson (Nicholas Braun) contruyen una máquina del tiempo. Eventualmente deciden usar la máquina para salvar a adolescentes de momentos embarrazosos, pero no todo va de acuerdo al plan. Lo que Virgil y Zeke no saben es que Charlie robó planos secretos de la NASA para poder construir la máquina. Debido a los numerosos viajes en el tiempo se ha abierto un agujero negro, por lo que deberan volver en el tiempo una vez más para evitar que eso ocurra.