J y K vuelven a unirse para crear la mejor defensa contra una siniestra seductora que supone el mayor reto de la misión de los Hombre de Negro: proteger la Tierra de la nueva escoria del universo. Han pasado cuatro años desde que los agentes buscadores de extraterrestres evitaran un desastre intergaláctico. Desde entonces, K ha regresado a la comodidad de la vida civil en el servicio postal mientras J continúa su trabajo controlando alienígenas. En una carrera contrareloj, J deberá convencer a K para que se aliste de nuevo en los Hombres de Negro antes de que la Tierra sea destruida.