Los Quileute y los Volturi acechan a los futuros padres Edward y Bella, cuyo hijo aún por nacer acarreará diferentes amenazas para dichos clanes de vampiros y licántropos.