La historia es la de un joven abogado llamado Arthur Kipps (Radcliffe) que es enviado a un remoto rincón de Reino Unido para arreglar el papeleo de un cliente recientemente fallecido. A medida que transcurren los días y él está solo en una antigua casa, el tipo comenzará a descubrir los terribles secretos que guarda el lugar. Su inquietud crecerá cuando descubra que el lugar está “habitado” por el fantasma de una mujer despreciable con muchos ánimos de venganza…