Alan Parris, de 12 años, descubre el misterioso tablero Jumanji. Un día, se sienta a jugar con su amiga Sarah y de repente, cosas extrañas empiezan a ocurrir. Alan tira los dados y es transportado hasta el selvático reino de Jumanji. Allí queda atrapado durante 26 años. Décadas después, otros dos niños, Judy y Peter, empiezan a jugar en el ático de la antigua casa de Alan y éste resulta liberado, emergiendo de Jumanji, convertido en un hombre de 38 año