El pequeño ratoncito ruso Fievel emigra de su país huyendo de los malvados gatos que habitan allá, pero es separado de su familia en la ciudad de Nueva York, así que decide ir a buscarles.