Desde lo alto del Monte Crumpit, al norte de la ciudad de Whoville, el Grinch (Jim Carrey) observa con resentimiento a la familia Who, que está muy ocupada con sus preparativos navideños. El Grinch es un ser amargado y cascarrabias, quizá porque su corazón es la mitad de pequeño que el de los demás. De repente, se le ocurre una idea: acabar con la Navidad de una vez por todas. Así que baja a Whoville disfrazado, y allí conoce a la pequeña Cindy Lou Who (Taylor Momsen), la única Who que tiene sus dudas sobre la Navidad. Ambos van a revolucionar la tranquila ciudad de Whoville…