Tres árboles -un abeto, un manzano y un roble-, plantados en el jardín de una iglesia, son admirados por un chavalín de siete años llamado Guillermo. Un día, el sacerdote de la iglesia toma la decisión de talar uno de los árboles para así proceder a la ampliación del templo. ¿A qué árbol le tocará la china? Cuento de Navidad animado, destinado a los más peques de la casa: a la par que entretiene con una historia de buenos sentimientos, da una explicación a la extendida costumbre de usar abetos como motivo ornamental en la época navideña.