Yorkshire, 1950. Ginger, Bunty, Bobs y Fowler son cuatro de las gallinas encerradas en una granja de trabajos forzados: si no ponen diariamente los huevos que ha estipulado la implacable Sra. Tweedy, sus pescuezos corren peligro. Ginger y sus compañeras están decididas a huir de la granja y para ello utilizan todos los recursos que tienen a su alcance. La necesidad de escapar se hace inminente cuando llega a la granja una siniestra máquina para fabricar empanadas de pollo.
Literalmente caido del cielo, Rocky, un gallo genuinamente americano, le inspira a Ginger el perfecto plan de fuga: escaparán volando. Con la ocasional ayuda de las ratas Nick y Fetcher, las gallinas demuestran tener muchos arrestos y emprenden un carrera contrarreloj para salvar sus muslos y pechugas.