Un grupo de brutales criminales toma como rehenes a una pareja (Nicolas Cage y Nicole Kidman) con intención de dar un gran golpe, pero la situación se va complicando a medida que se descubren traiciones y engaños.